Telegrama (1.1.D)

Badalona (1980). Berto Rodríguez voz y bajo; José Belmonte guitarra solista y voces; Juan Antonio rítmica y voces; Jordi Miró batería.

TelegramaPosiblemente Telegrama hayan grabado el mejor tema pop de la NUEVA OLA catalana (“Chica Del Metro”) y no cabe duda de que fueron uno de los mejores grupos de la historia del pop español. Músicos virtuosos, de gran talento vocal y capaces de componer canciones arrebatadoras, también fueron uno de los grupos más inconsecuentes con su carrera, de una identidad musical verdaderamente camaleónica. Y es que, en 1980, sus miembros aparecieron fotografiados en la revista Popular 1 con el nombre de Alquitrán, embutidos en mallas ajustadas, luciendo todo tipo de parafernalia heavy y presentándose como el futuro del metal catalán. Paradójicamente, pocos meses después, y con una pinta completamente renovada (parkas, gabardinas, corbatas y chapas), se presentaban como Telegrama, una genuina banda mod, y, un año y medio más tarde, se apuntaban a la moda electro–funk con el nombre de Hotel Paradiso.
Histórico: los Telegrama en el BoiraIdearios musicales aparte, lo cierto es que los músicos de Telegrama eran realmente buenos haciendo pop melódico y enérgico que lograban que sus conciertos se convirtieron en verdaderas fiestas mod. En 1981 telonearon a Tequila en Barcelona, y su éxito fue tal que el público expulsó del escenario al grupo de Alejo Stivel y Ariel Roth, exigiendo la al escenario vuelta de los de Badalona. Con tales antecedentes, en febrero de 1982 ya grababan para el nuevo sello Flor y Nata el que sería el primer single independiente de la NUEVA OLA catalana y el primero de la discográfica. Por aquellas fechas llegaron a grabar un video para el programa Pista Libre de TVE y participaron en el recopilatorio “Locos Por La Música”.
Telegrama-Chica Del MetroSu único trabajo discográfico, el single “Chica del Metro”/”Jugando Sucio”, agotó su tirada de mil ejemplares en sucesivas ocasiones. Y es que aquel vinilo contiene una desgarradora muestra de pop vitalista y contundente que brilla como pocas. Pero la euforia se esfumó pronto, ya que, poco después, el servicio militar acabaría por disgregar al cuarteto, que reaparecía casi año y medio después bajo el nombre de Hotel Paradiso (después Hotel) practicando una música de "onda caliente", con clara vocación comercial y orientada hacia las pistas de baile.