Kinks

Mushwell Hill finest: the Kinks!

A Raymond Douglas Davies le hubiera dado un patatús si alguien se hubiera atrevido a tildarle de "mod", no así al figurón de Pete Quaife. Pero su banda, los Kinks, lo era; vaya si lo era. Y la mejor.
En el terrror siempre hemos considerado a Davies un miembro de la familia -de hecho, nos referimos a él como Tío Ray; Tío Dave, su hermano, es caso aparte- porque le hemos escuchado crecer y hemos crecido escuchándole. Además, es el inventor de un tipo de britanidad con la que comulgamos sin ningún reparo, pues se trata en realidad del barrio londinense de la más risueña melancolía.
El Mod Revival se la traía completamente al pairo porque en aquella época andaba divorciándose de la tipa esa de los Pretenders.
  • Nota para los miles de editores de libros sobre rock que seguro nos leen: a ver si publicamos de una puta vez X-Ray y Return To Waterloo en castellano. Y que los traduzca Ricky Gil.