Chords (2.6.D)

Depford (1978–1981). Billy Hassett voz y guitarra; Martin Mason bajo; Chris Pope guitarra, voz; Bret Ascott batería (remplazado por Paul “Kip” Halpin).
Los Chords

“Los Chords fueron la primera banda en tocar en el desaparecido Wellington de Waterloo. Pasaron un par de meses como protegidos del Horror de Hersham y ahora están con Polydor. Han sufrido injustificadas críticas por parte de una in crowd que parece que no tiene nada mejor que hacer. Éxito en vinilo garantizado”

A finales de 1978 era evidente que el PUNK había escupido su último salivazo y empezaban a surgir nuevos grupos como malas hierbas, que, aun siendo fieles a los sonidos del pasado, los filtraban con las cenizas del PUNK. Entre ellos destacan los Chords, un grupo del sudeste Londres formado en enero 1979 a partir de un anuncio en el NME. Para marzo ya estaban por los escenarios. Esa primavera y el verano tocaron constantemente, siendo los cabezas de cartel de dos fiestas mod en el Marquee de Londres y grabando su primera sesión en Radio One para John Peel a principios de julio. La reputación de la banda aumentaba a toda velocidad y entre sus primeros admiradores se hallaban PAUL WELLER —quien fue visto en sus primeros conciertos— y Jimmy Pursey de los Sham’69 [OI! MUSIC], quien contrató rápidamente al grupo para su compañía JP Productions. El cuarteto grabó un puñado de maquetas para Pursey antes de que la relación se agriara cuando éste abucheó a los Undertones en un concierto, cuando los Chords los teloneaban. Esto dio una oportunidad a Polydor, y el sello intervino fichando al grupo.
Los putos amosPara su debut discográfico, los Chords escogieron una de las canciones grabadas para Pursey, “Now It’s Gone”, rehaciéndola y dándola a conocer en septiembre de 1979. Llegó al número 63 en las listas británicas. En enero le dieron continuación con “Maybe Tomorrow” que, reforzada por unas críticas muy favorables, entró en el top 40. En marzo se grabó una segunda Peel Session y, al mes siguiente, llegó su tercer sencillo, “Something’s Missing”. Era la presentación de su álbum de debut, “So Far Away”, pero no llegó tan lejos como su predecesor ya que solo alcanzó el número 55. Sin embargo, cualquier preocupación que albergaran acerca del éxito del larga duración se esfumó con su publicación en mayo, ya que el álbum, reforzado por una gira británica, se catapultó al Top 30. El single “The British Way of Life” se publicó en julio y solo llegó a un miserable número 55; “In My Street”, presentado en octubre, lo hizo ligeramente mejor. Pese a todo, el grupo continuaba girando con éxito, hasta un concierto en el London’s Music Machine en noviembre de 1980. Lo que ocurrió entre bastidores es un misterio, pero en el período subsiguiente Hassett fue relevado de su puesto. Su lugar fue ocupado por Kip Herring, ex-cantante de los Vibrators, aunque sea la antigua formación la que aparece en la portada de su siguiente sencillo, “One More Minute”, aparecido en mayo de 1981. Fue un fracaso, como el single de agosto “Turn Away Again”. Al mes siguiente los Chords se desintegraron. Sin embargo, el grupo era recordado con afecto y, en 1986, se publicó un directo, titulado cínicamente “No One’s Listening Anymore”, que había sido grabado en 1980. Una década más tarde, el doble CD recopilatorio “This Is What They Want” les dio precisamente eso a sus seguidores. Al año siguiente aterrizó en los comercios la Peel Session de la banda.

-Maybe Tomorrow-

-Something's Missing-