Diario: 18 de agosto de 1979

Tal día como hoy, hace treinta años:I Can't Control Myself

  • Los TEENBEATS publican su single de debut, "I Can't Control Myself"/"I'll Never Win" en Safari Records, mientras prosiguen con su apretada agenda de actuaciones promocionales para lo que queda de agosto. Hoy tocan en el Global Village de Charing Cross, Londres, con los STA-PREST y un imposible de determinar tercer grupo como teloneros.
  • Gira "March Of The Mods": SECRET AFFAIR, PURPLE HEARTS y BACK TO ZERO en el Whitcombe Lodge Hotel de Cheltenham.
  • Por cierto, los últimos aparecen hoy en el Record Mirror.
  • Los JAGS en el Marquee.
Cigarettes
  • Y los CIGARETTES, teloneados por los Bodyguards, en el AJS de Lincoln.
  • Primer concierto de los mancunianos TWO TONE PINKS, teloneando a los eskatalíticos Selecter en el Russell Club de Manchester, un club más tarde conocido universalmente como The Factory.
  • Multitudinario (de hecho, hasta entonces su mayor aforo jamás alcanzado en Inglaterra) concierto de los WHO en el Wembley Stadium de Londres. De teloneros llevan a Nils Lofgren, AC/DC y unos decepcionantes Stranglers, en ese orden.
  • El NME publica un artículo sobre los Madness firmado por el ubicuo Adrian Thrills:
"Hey You! Don't Watch That. Watch This! This is the heavy heavy monster sound! The nuttiest sound around! So if you come in off the street and you're beginning to feel the heat .. well listen Buster you'd better start to move your feet to the rockinest rock-steady beat of Madness!"
[¡Hey tú! No mires ahí. ¡Mira aquí! ¡Éste es el pesado-pesado sonido monstruoso! ¡El sonido más chalado de por aquí! Así que si vienes de la calle y comienzas a sentir el calor... Escucha bien, Buster, mejor empieza a mover los pies con el enrolladísimo ritmo rocksteady de los Madness!]

Estas palabras no son mías. Pertenecen a Chas Smash, el no oficial séptimo miembro de los Madness, la banda del norte de Londres. Aquellos de vosotros lo bastante afortunados como para haber hecho el viaje para ver a los Madness reconoceréis a Chas como al tipo del pork-pie que presenta al grupo y que luego se pasa buena parte del concierto bailando del modo más enloquecido a un lado del escenario. Ni canta ni toca ningún instrumento, sólo contribuye al aire general de frenética chifladura de los conciertos de Madness, y en eso se resume su rollo entero, básicamente. Para una banda de pura diversión como los Madness, en gran medida eso se basa en lo que el saxofonista Lee Thompson ha bautizado como "El nutty sound". Como explica el mismo Lee: "Es una especie de feliz sonido de feria con letras chistosas. ¡Casi como la música de Steptoe & Son! En realidad, es algo que aún no hemos conseguido. Lo único que es muy “nutty” de nosotros es nuestra actuación y Chas Smash. Pero el sonido aún no lo es totalmente. Por ahora, no estamos muy seguros de nosotros mismos. Cuando hayamos dado algunos conciertos más estaremos un poco más cerca”. Madness —el vocalista Suggs, el guitarrista Chris Foreman, el bajista Mark Bedford, el batería Woody, el organista Mike Barson, más Lee al saxo— llegó a la vida hace dos años con el nombre ligeramente diferente de The Invaders. A partir tocar versiones de los discos que fueran en los ensayos semanales, sucedió que acabaron desarrollarondo un sonido pleno y distintivo, arraigado en el SKA y el R&B, pero con una multitud de facetas transtornadas tales como el fanatismo al saxo de Lee y el encanto de grandullón de Suggs.

"Quisiera pensar que estamos influidos por otra gente", lo elabora Chris. "Estamos influidos por el SKA, nos gustan un montón de cosas de la Motown y también Kilburn & The High Roads. Pero creo que tenemos un sonido lo bastante propio, más que uno ya conseguido por otra gente. Un crítico nos llamó una banda de SKA rude-boy, aunque en realidad no queramos ser catalogados así". En favor de los Madness, he de decir que son muy conscientes del peligro encerrado en que el actual resurgimiento del interés por el bluebeat y el SKA se pueda ver como nada más que una moda pasajera. "Éso es lo que más nos preocupa", sonríe abiertamente Suggs. "Simplemente nos podrían etiquetar como otra banda más de SKA Revival, y alcanzar así nuestros diez minutos de fama. No importa la clase de música que toques en este momento. Estás en boga durante diez minutos y luego se acabó. En el último mes o así, hemos recibido tanta publicidad como algunas de las bandas que se lo han estado currando tenazmente por todas partes durante años. Hace que te preguntes si otra vez estarás allí de vuelta la semana próxima."

"Ése es uno de los motivos", apunta Woody, "por los que no queremos ser etiquetados como una banda de SKA rude-boy. Queremos llegar a tanta gente diferente como sea posible, con el propósito de que vengan a vernos y todos se lo pasen bien". Una de las razones del repentino interés por la banda ha sido su conexión con la 2-TONE. Los Madness reconocen sin empacho que han recibido una ayuda inestimable de sus almas gemelas de los Specials: un puñado de prestigiosos conciertos con esa banda, quienes es posible ahora mismo sean el espectáculo en directo más caliente del país, y un single en 2-TONE, el propio sello de los Specials. Sin embargo, ahora quieren seguir su propio camino. Con dos de las discográficas más importantes mostrando un inusitado interés por ellos, quieren la oportunidad de plantarse sobre sus propios doce pies.

Quieren trabajarse su sonido lo más cerca posible de la perfección, y aportar algunos trucos de escenario más, sin que resulten demasiado teatrales. Rifar bombas de humo en el interior de la sala —si es que estos días Lee puede conseguir algunas– o colgar ardillas del techo con gomas, todo son posibilidades... Aunque no deberías tomarte al grupo como una gran broma. Como concluye Mike: "Cuando estás de cachondeo, tienes que hacerlo en serio, si no no vale la pena. Es igual que cuando Chas está bailando. Está siendo gracioso, pero él es muy serio con respecto a lo que está haciendo. Con eso no se ríe. Y siempre tocamos nuestros instrumentos apropiadamente. ¡Aún ensayamos tres veces por semana!"

Lee me pidió que terminara esta entrevista con la siguiente, si bien algo oscura, advertencia. "Spider y Mr. Bentley me dijeron hace cinco años que iban a organizarse y volver al viejo sonido. Pero desde entonces todo lo que han publicado ha sido un álbum de disco y dos singles. Si no se animan, les van a ganar los chavales."

Esta banda tiene una as en la manga y, cuando llegue su día, puedes apostar a que durará más de diez minutos.
  • En la semana que hoy termina, el Número Uno del Top 40 británico sigue siendo... Tachaaan: "I Don't Like Mondays" de los repugnantes Boomtown Rats. Los Specials suben como un cohete con "Gangsters" hasta el Número 14. El "My Sharona" de los Knack cae al Número 25. "You Need Wheels" de los MERTON PARKAS entra en la lista con un raspado Número 40.