Diario: 1 de junio de 1979

Tal día como hoy, hace treinta años:Jolt

  • Unos agotados (y virtualmente inexistentes) JOLT publican su último epé, "Maybe Tonight", en Polydor (otras fuentes dicen que fue el 8 de junio). Al tema titular le acompañan "I'm In Tears", en la Cara A, y "See Saw" --un inédito de su amigo PAUL WELLER que sólo conseguirá que arrecien las voces sobre su presunto seguidismo de los JAM) y "Stop, Look" en la Cara B. Casi inmediatamente a la publicación del disco, el grupo se desbandará... De hecho, Iain Shedden, su batería, ya lleva un tiempo echando una mano en directo a los SMALL HOURS.
  • Los SECRET AFFAIR en la Politécnica de la Ciudad de Londres con BACK TO ZERO de teloneros.
Anuncio
  • Mientras, los MERTON PARKAS empiezan a disfrutar de los réditos de su reciente fichaje por Beggars Banquet teloneando, junto a los Assets y los Dead Cert, a los Cure en un festival al aire libre celebrado en el Carshalton Park de Carshalton, Surrey.
Cartel
  • Madness, teloneados por 23 Skidoo, llenan a petar el Dublin Castle de Camden. El bolo recibirá una calurosa reseña de Mark Williams en el Melody Maker del 18 de junio de 1979.
El nombre lo dice todo. Cierra los ojos y piensa en la entera falange de la cultura pop inglesa de los últimos 25 años: teds, beatniks, rockers, mods, skeds, hippies, mutantes glam-rock, Sloane Rangers, fetichistas de los uniformes y punks.Imagínate a veinte o treinta de cada palo, junto a bastantes docenas más de otros estilos marginales que me he olvidado de listar, todos apretujados en una sala del tamaño de un lavabo normal y tendrás el Dublin Castle el pasado viernes por la noche. Me dijeron que ese es el público típico de los Madness y yo me preparé para la banda de crossover definitiva.
En su lugar nos encontramos con seis adolescentes bastante corrientes cuyo único hereje visual es Mickey Barson, que lleva pajarita, un esmoquin sucio y exhuda lascivia desde detrás de un juego de teclados. Apiñados a su alrededor sobre el ínfimo escenario están Lee Thompson [saxo tenor], Mark "Fiddly" Bedford [bajo], Chris Forman [guitarra] y un tipo grande que se llama Suggs y canta. Todos, salvo Barson, tienen el craneo casi afeitado y una apariencia vagamente amenazadora. Pero no es el caso. Suggs es un showman por naturaleza, un narrador callejero que mantiene con su público un torrente continuo de bromas personalizadas, dedicando casi cada número a alguien o a algo, de forma cada vez más hilarante que la anterior.
Vocalmente evocadoras de Kevin Ayers, sus composiciones originales tienen un fuerte sentimiento bluebeat, e incluso han compuesto una titulada “The Prince” en alabanza de Prince Buster. Pero su estilo y su interpretación están más bien cercanas a Johnny Moped. Agitados como Terry Dactyl & The Dinosaurs, o insoportablemente discordantes como Sky Saxon & The Seeds, desafían las comparaciones habituales. Justo cuando te has familiarizado con el órgano de feria de Barson o el afable saxo trotamundos de Thompson, el primero salta de un cántico futbolero a favor de Inglaterra y se precipita sobre “Tears Of A Clown”, o bien el último destroza “Hall of The Mountain King” igual que si Greig la hubiera compuesto después de esnifarse un gramo de sulfato de anfetamina.
Hacia el tercer bis, la mitad de los chavales estaba saltando sobre las mesas mientras levantaba los puños y la otra mitad estaba gozosamente borracha haciendo piruetas sobre los cristales desparramados por el suelo. No te pierdas a los Madness teloneando a los Specials AKA en el Nashville la semana próxima y podrás encontrarte en una disposición similar.
  • Los MOONDOGS inician una estancia en Dublín durante la cual actuarán cuatro veces en tres días seguidos: en el Crofton Hotel, en el McGonagles, en un garito de St. Stephen's Green y en el Baggot Inn.
  • Ed Ball se reúne para comer con JOHN PEEL en los alrededores de los estudios de la BBC-Radio One en Londres para comentarle sus proyectos. Esa misma noche, sus protegidos de los Dry Rib tocan en el St. Agnes Place.