Paisley Underground (1.1)

"Conocimos a los Dream Syndicate en una barbacoa organizada por los Green On Red que tenían un sitio allá arriba, en Hollywood. Allí también conocimos a las hermanas Peterson de las Bangles. Oh sí, eran unas chicas muy dulces". Matt Piucci, guitarrista de los Rain Parade.

A diferencia de lo que acostumbra a suceder, el Paisley Underground no fue una escena que aglutinase a un público y a unas bandas alrededor de unas premisas ideológico-estéticas determinadas (como, por ejemplo, los revivales MOD, SKA o GARAGE). Ni mucho menos un invento de la PRENSA MUSICAL destinado a vender nuevas bandas/vender más ejemplares (como, por ejemplo, ........... [rellénalo tú mismo]). Tampoco ninguna de las gradaciones intermedias entre ambos extremos. O no exactamente. El Paisley Underground fue un amplio grupo de bandas y músicos unidos por lazos de amistad y camaradería. Así de simple. Así de anómalo.
El mismo nombre del asunto -un chiste soltado en una entrevista de 1982 por Michael Quercio de los THREE O’CLOCK que sirvió de cómodo paraguas taxonómico- no da ninguna pista sobre la música que practicaba ese puñado de bandas, excepto en lo de "underground", una condición que ninguna de las bandas participantes alcanzó a superar limpiamente.

"Esas bandas de L.A. tenían personalidades musicales extremadamente diversas. Algunas eran tremendamente cañeras, y es por eso por lo que el apelativo de "Paisley Underground" es en realidad un mal nombre. Toda la movida fue un volver a sintetizar espontáneamente muchas influencias, algo que sucede de forma periódica, coloreado por las personalidades de esa gente y esa época. Los fuimos en gran medida una refundición de nuestros intereses Rain Paradepunk en unos términos más musicales, inspirados por nuestra fascinación por la historia de la música". Steven Roback guitarrista de los Rain Parade.

Procedentes de un modo u otro de la introducción del virus PUNK en la Costa Oeste (véase el filme "The Decline Of Western Civilisation"), y después de una evolución musical a través de diversas escenas (la mod, la punk, la garajera...), una buena porción de músicos muy fogueados estableció un mínimo culto subterráneo en el mundillo musical angelino de los primeros ochenta, dominado por Van Halen, la NEW WAVE descafeinada y los primeros balbuceos del Glam-Metal (véase el filme "The Decline Of Western Civilisation II: The Metal Years").
Frente a tanta simpleza y testosterona desatadas, los grupos del Paisley se encomendaron a la benéfica protección del mejor folk rock psiquedélico de los sesenta y se pusieron a la faena de facturar una revisión bienhumorada y artística de ese legado que ni desdeñaba el nervio del PUNK, ni caía en la trampa de lo retro por lo retro del vecino GARAGE REVIVAL propiciado por el sello Bomp/Voxx.
Salvando infinitas distancias, se trataba de algo similar a lo que andaban haciendo por Gran Bretaña las bandas de la primerísima Creation Records: el empleo de los materiales menos evidentes de la música sixties como trampolín para una apuesta futurista.
Para entendernos, sigue una selección de los principales grupos.
DREAM SYNDICATE (1981-1989): O como fusilar la ruidera psicót(el)ica de la Velvet Underground manteniendo la propia personalidad en el intento. La de Steve Wynn, por supuesto. Su primer LP, "Days Of Wine And Roses" (Ruby, 1982) suena hoy tan fresco y adictivo como cuando lo publicaron.

-The Days Of Wine And Roses (Madrid, 1984)-

RAIN PARADE (1980-1987): Lo que vale con la Velvet y los Dream Syndicate, sirve igual para la ecuación Doors+Byrds y los Rain Parade. Fueron los más inestables y, puestos a recomendar, lo haríamos con la versión ampliada de "Emergency Third Rail Power Trip" (Restless, 1984).

-This Can't Be Today -

GREEN ON RED (1980-1992): Emigrados desde su Arizona natal, y surgidos de la escena mod, son los más americanos (de "Americana") del lote. Una suerte de discípulos pop y on acid de Neil Young, siempre a la estela de los 'Syndicate. Tras el éxito minoritario de "Green On Red" (Down There, 1982) se dedicaron a cambiar de formación y fabricar paulatinamente basura trendy sin interés.

LONG RYDERS (1980-1987): Unos favoritos de esta casa y los culpables (junto a los Pogues, ¡quién lo diría!) de nuestro vago interés en esa cosa palurda llamada Country. Procedentes de los garajeros UNCLAIMED (1979-1981), y como si los Byrds circa Gram Parsons se hubieran caído de pequeños en una marmita llena de speed, los 'Ryders fueron todo Rickenbakers ardientes y feroces directos que marcarían la pauta a lo que se llamaría Cow-Punk/Country-Punk. Prohibido perderse su 10" de debut -"10-5-60" (1983)- y su primer álbum -"Native Sons" (1984), con aparición estelar de Gene Clark incluída-. Sabemos que existe una edición conjunta en CD.

-I Had A Dream-

BANGLES (1981-hoy): Les tocó la lotería con "Walk Like An Egiptian" y perdieron el norte, claro. Antes, y en su encarnación primitiva de The Bangs, fueron un maravilloso grupo empeñado en adaptar a los tiempos modernos el mejor Sunshine Pop californiano. Molan hasta "Different Light" (Columbia, 1986), inclusive. Hoy por hoy son una pesadilla inyectada en bótox.

SALVATION ARMY/THREE O’CLOCK (1981-1986): Ver las entradas correspondientes. Para nuestro gusto, demasiado embarullados los primeros y demasiado inconsistentes los segundos. Del montón.

REDD KROSS (1979-hoy): Otros de nuestros favoritos. Con 12 y 8 años (rigurosamente cierto) los hermanos McDonald se encontraron bajo el apelativo de Red Cross en el meollo del Hardcore-Punk angelino, al ladito mismo de los Black Flag y los Circle Jerks. Desde entonces, y muertos de risa, han facturado una (breve) colección de discos im-pres-cin-di-bles en los que se combinan PUNK, Heavy Metal, Glam, POWER POP, Psiquedelia, humor pulgoso y un universo referencial inimitable. Que los McDonald Bros. no sean multimillonarios es la prueba definitiva de que el mundo está mal hecho.

-Jimmy's Fantasy-

PANDORAS (1983-1991): El grupo con el que Paula Pierce se hizo famosa (ver ACTION NOW). GARAGE y sex-appeal troglodita que desembocaron en Sleaze-Rock guarrindongo y una infinidad de anécdotas escabrosas (todas ciertas). La verdad, aquí nos dejan bastante fríos.

-Want Need Love-

En el progresivamente pirotécnico mundo de la música de los ochenta, el único hábitat posible para todas esas bandas fue el circuito de las radios universitarias norteamericanas. Allí pudieron conseguir una -limitada- exposición a la altura de su perdurable prestigio entre la crítica internacional y el público europeo más informado. De hecho, a excepción de las Bangles, ninguna de ellas alcanzó el reconocimiento masivo, aunque, a la larga, el Paisley se demostró como uno de los antecedentes de la explosión del rock alternativo americano de los noventa.

Como escribió el crítico Jim DeRogatis:

"Es esclarecedor comparar los revivales sesenteros de la época, el Paisley Underground de la Costa Oeste y la escena garajera de la Costa Este. Las bandas del primero perduraron más en los fans que las del último porque compusieron un material potente que soportó la prueba del tiempo, mientras que las del segundo estaban dedicadas en gran medida a las versiones y al estilo (y a la moda) por encima de la composición."

  • Mucha más info aquí.
  • Y aquí también
  • Por cierto, ésta es nuestra entrada número 500. ¡Lo nunca visto!